menu

+34 943 76 90 56

Blog

¿Qué mochila debo elegir para esquiar?

posteado en Aventureros Columbus, Montañismo, Productos Columbus, Senderismo y Trekking, Sin categoría por

“Todo esquiador necesita una buena mochila para salir a la montaña en busca de aventuras”

Cuando salimos a la montaña en condiciones invernales es necesario tener un buen equipo para afrontar cualquier situación que pueda presentarse, porque tanto el medio como la meterorología son imprevisibles. 

Una mochila para esquiar es ligeramente distinta a otras mochilas de montaña en su diseño. Para empezar, suelen ser más livianas y deben poseer elementos de fijación específicos para poder transportar los esquís cuando nos acercamos a lugares donde el paso es más complicado. Pero hay más.

 

 

Aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir una mochila para esquiar

  • Escoger un modelo que se adapte al tipo de esquí que se va a practicar. Existen diferentes tipos de esquí, no es lo mismo esquiar en una pista, que practicar alpinismo, o simplemente hacer esquí de travesía. La actividad definirá en gran parte la capacidad que la mochila debe tener. Y en función de esta capacidad deberemos prestar atención a aspectos como la ligereza, la espalda ergonómica, los tirantes acolchados que aportan una mayor confortabilidad, etc. Las mochilas de 30 litros son las más populares para travesías cortas y de media distancia; es un tamaño práctico, con un equilibrio perfecto entre capacidad, peso y confort.
  • Escoger una mochila fabricada con materiales de gran durabilidad. Debemos elegir un modelo que tenga buena resistencia a la abrasión, porque las caídas no son algo descartable por muy buenos esquiadores que seamos. Otro aspecto a tener en cuenta son las costuras. Unas costuras débiles son puntos de rotura garantizados.
  • La resistencia frente al agua es otra de las características que debemos tener en cuenta a la hora de elegir una buena mochila. En invierno la lluvia o la nieve puede sorprendernos en cualquier momento, el hecho de que una mochila sea impermeable es algo beneficioso, pues nos permitirá mantener todas nuestras pertenencias secas en el interior. 
  • Acceso directo al compartimento principal. Es importante que el compartimento principal tenga un sistema fácil de abrir, como tiradores de gran tamaño, cordones, cremalleras XL, etc., que faciliten su uso sin la necesidad de quitarnos los guantes.
  • Sistemas de anclaje de material tipo esquí. Si nuestro propósito es salir a esquiar, la mochila debe estar preparada para poder transportar los esquís. Estas mochilas presentan cintas para sujetarlos, algunos modelos permiten atarlos en forma de A, otros en diagonal, y otros de las dos formas. Lo más importante es que el sistema sea firme y seguro para garantizar el transporte de los mismos. Hay que tener en cuenta que esta solución es para atravesar tramos cortos, no para distancias largas.
  • Porta piolets y bastones. Un elemento indispensable a la hora de salir a esquiar, sobre todo si se practica esquí de travesía, son los bastones. Una buena mochila de esquí debe venir equipada con sistemas de transporte de estos elementos. Lo mismo ocurre con los piolets, que son un elemento de seguridad imprescindible en las salidas invernales. 
  • Los sistemas de hidratación son muy prácticos, por ello, muchos modelos de mochilas son compatibles con bolsas de hidratación. Generalmente tienen un compartimento especial, separado del resto del equipo donde se aloja la bolsa, y unos orificios ya establecidos para pasar el tubo y beber. No es alo obligatorio, pero sí muy recomendable.
  • Malla para sujetar el casco. Muchos modelos de mochilas vienen preparados con mallas o rejillas para portar el casco, un elemento de seguridad imprescindible en esquí. 
  • Compartimento para el equipo de seguridad. Los esquiadores de travesía están expuestos a los riesgos que conllevan la montaña y la nieve, por ello es importante llevar herramientas para avalanchas, como son la sonda y la pala. La baliza, en cambio, nunca debe guardarse en la mochila, porque esta será lo primero que la nieve te arranque. En su lugar, hay que llevarla en el pecho, bajo las capas de ropa exteriores.
  • Correas de compresión. Sirven para ajustar la capacidad de la mochila dependiendo del material que se lleve en cada momento. Si no se llevan muchas cosas, se pueden apretar las correas y la mochila se mantendrá mas cerca de la espalda y las cosas no se moverán.

 

Mochilas Aitxuri, Peak y Adventure 23+7 Columbus Discover Nature

Una vez que conocemos los aspectos básicos que hay que tener en cuenta para elegir una mochila para esquiar, podemos hacer una comparativa entre tres modelos Columbus Discover Nature, perfectos para cumplir nuestras necesidades. 

Dentro de las mochilas destacamos la Aitxuri, la Peak y la Adventure 23+7, modelos que podríamos emplear perfectamente para una jornada de esquí. Cada una de ellas es única y cuenta con unas características destacables frente a las demás, todas ellas perfectas para adaptarse a las diferentes situaciones que podamos requerir en el esquí. 

Aitxuri 30L 

Una mochila perfecta para la montaña y actividades invernales, de diseño limpio y compacto, y con una capacidad optima de 30 litros. Por sus características, se ajusta perfectamente al tipo de mochila del que estamos hablando en este artículo. 

En cuanto al sistema de anclaje para los esquís, la mochila Aitxuri permite llevarlos de las dos formas citadas anteriormente, en diagonal y en forma de A. El panel frontal tiene un sistema MOLLE para llevar los esquís en diagonal gracias a las cintas ajustables de Hypalon®. En los laterales, la mochila dispone de dos cintas de compresión regulables a para colocar los esquís (también se pueden fijar raquetas de nieve). 

Mochila Aitxuri, con esquís en diagonal

Para transportar material técnico dispone de porta piolets y bastones, y un bolsillo frontal para la pala, la sonda y otras herramientas de nieve.

Sin ninguna duda se trata de una mochila muy cómoda, con una espalda moldeada y que permite una buena aireación, al tiempo que reduce el peso de la misma, un aspecto muy importante si tenemos en cuenta las horas que pasaremos en la montaña. Es totalmente ajustable a nivel de tirantes, cinturón y cinta pectoral, dispone también de un sistema de transferencia de carga que se ajusta en la parte superior de los tirantes, en el cual se puede transportar una cuerda. 

En cuanto a la seguridad, la Aitxuri 30 dispone de logos reflectantes en la mochila, una funda de lluvia y un silbato incorporado en la hebilla de la cinta pectoral.

Este modelo cuenta además, con un espacio específico para la bolsa de hidratación, dentro de su compartimento principal.

 

Peak 35L

Como el modelo anterior, se trata de una mochila perfecta para actividades en montaña, incluyendo el esquí. Su diseño limpio y compacto, junto con su fácil y rápido acceso al compartimento principal son sus puntos fuertes.

La Peak nos permite acoplar esquís en forma de A, a ambos lados de la mochila hay cintas de compresión regulables para ello (también válidos para raquetas de nieve). 

Para transportar el material técnico dispone tanto de porta piolets como de porta bastones. Y otro aspecto que resaltamos de este modelo es su porta cascos de red, que se acopla en la parte superior de la mochila. Incorpora además una daisy chain en el frontal y un bucle para material en el cinturón, ambos pensados para fijar elementos mediante mosquetones. Sobre los tirantes, las cintas de transferencia de carga permiten llevar una cuerda en caso necesario. 

 

Mochila Peak, con esquís dispuestos en forma de A

Se trata de una mochila confortable gracias a la espalda moldeada, la cual permite una buena aireación al tiempo que reduce el peso de la misma. Totalmente ajustable a nivel de tirantes, cinturón y cinta pectoral; y dispone también de un sistema de transferencia de carga que se ajusta en la parte superior de los tirantes. 

En cuanto a los elementos de seguridad, la Peak 35 también dispone de logos reflectantes, funda de lluvia y silbato incorporado a la hebilla de la cinta pectoral.

Este modelo de mochila está preparado para llevar bolsa de hidratación en el compartimento principal, además de un bolsillo lateral en red para la cantimplora.

 

Adventure 23+7

Posiblemente esta mochila no sea la más técnica, pero si la más polivalente y la más ligera. Perfecta para un esquí de pista por ejemplo, o de travesía, donde la necesidad de cargar con los esquís a la espalda sea muy eventual. En cualquier caso, para ello ofrece dos cintas de compresión regulables en los laterales, en los que los esqus se pueden transportar en forma de A (una vez más, también las raquetas de nieve). 

Mochila Adventure 23+7

Para acoplar el material técnico dispone de bucles para los bastones y piolets. Dos Daisy chain en el frontal y un bucle para material en el cinturón posibilitan llevar otros accesorios usando mosquetones.

Uno de los puntos fuertes de la Adventure 23+7 es su impermeabilidad; se trata de un modelo muy resistente al mal tiempo y a las salpicaduras, tiene costuras termoselladas que garantizan que el interior permanezca seco.

Se trata de un modelo muy compacto, con un gran compartimento principal de fácil acceso, con dos sistemas de cierre enrollable con hebillas, lateral y superior, más una cinta encima con un gancho metálico para compactarla. Para estabilizar la carga tiene una cinta pectoral y un cinturón regulables.

Incorpora logos reflectantes y de seguridad tales como el silbato en el bucle de la cinta pectoral.

En definitiva, tanto la Aitxuri 30L, como laPeak 35L y la Adventure 23+7 son tres opciones muy buenas si la actividad que tenemos en mente incluye deslizarse sobre dos tablas.

Deja tu opinión

18 Mar, 21

posts relacionados