menu

+34 943 76 90 56

Blog

La crítica situación de los orangutanes en Borneo

posteado en Columbus Experience por

 

Experiencia capturada y redactada por nuestros colaboradores de  Descubre sin límites.

 

Cuando hace meses decidimos volar hacia Indonesia, teníamos claro cuál era nuestro objetivo: llegar a la remota isla de Borneo en busca de sus orangutanes.

Esta isla del sudeste asiático se encuentra dividida en tres partes, pertenecientes a Brunei, Malasia e Indonesia. La zona que forma parte de Indonesia es llamada por sus habitantes Kalimantan y es la que mayor extensión tiene. Borneo alberga una inmensa masa de selva surcada por innumerables ríos de aguas marrones que contrastan con el intenso verde de su vegetación.

Pero si por algo es famoso este lugar, es por albergar al único gran simio de Asia: el orangután. Para poder observarlos hay que dirigirse al Parque Nacional de Tanjung Puting, en Kalimantan Central. El mismo está ubicado en el río Sungai Sekonyer ,por donde navegan los klotok y donde se encuentran los embarcaderos para visitar las tres plataformas de alimentación de los orangutanes.

 
Camino a Borneo

El largo camino a Borneo

Llegar a Borneo no fue algo fácil, las cancelaciones de los vuelos se dan constantemente, por lo que entrar y salir de la isla fue algo bastante tedioso. La única forma de llegar al Parque Nacional y a los orangutanes es mediante la contratación de un klotok y una tripulación que te lleva hasta ellos. Esta embarcación de madera, típica de esta zona de Indonesia, se convirtió durante varios días en nuestra casa y centro de observación de diversas especies.

 
camino a Bordeo
 

El río Sekonyer separa claramente al Parque Nacional de la orilla donde se encuentran las plantaciones de aceite de palma. Estas plantaciones ganan terreno a la selva a pasos acelerados, por lo que ver orangutanes salvajes aquí es algo muy difícil (tan sólo pudimos observar uno). Sin embargo, es en este lado donde se encuentran numerosas colonias de otra especie endémica de Borneo, el mono narigudo.

Tanjung Puting sirve como centro de rehabilitación de los orangutanes, así los ejemplares huérfanos o anteriormente cautivos, son reintroducidos en su hábitat natural. Una parte de este proceso es la alimentación diaria a través de las plataformas abiertas a los visitantes. Existen tres campamentos, Tanjung Harapan, Pondok Tanggui y Camp Leakey con plataformas de alimentación donde los “ranger” del parque los alimentan una vez al día, mediante frutas y leche. En ellos, los visitantes pueden observar, dentro de unos horarios marcados, cómo empiezan a aparecer orangutanes por todos los árboles. Es algo realmente maravilloso.

 
Camino a bordeo
 

Orangutanes en peligro

Existe una grave problemática relacionada con estos animales. Nuestro guía nos comentó apenado la situación que están viviendo en estos últimos años. Miles de hectáreas son quemadas voluntariamente para ganar terreno a la selva y aumentar las plantaciones de aceite de palma. Cuando esto ocurre realizan turnos a lo largo de las 24 horas del día para intentar apagar el fuego y salvar a todos los animales posibles.

Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), los orangutanes de Borneo, junto a los de Sumatra, están al borde de la extinción. Todos los años se elabora una “lista roja” de animales en peligro, la cual sostiene que los orangutanes de Borneo, de los que quedan aproximadamente unos 100.000, se encuentran en una situación de “peligro crítico”, es decir, en la última etapa antes de la extinción de una especie en estado salvaje.

 
Orangutanes en borneo
 

Las amenazas siempre están relacionadas con el ser humano. Entre 2.000 y 3.000 mueren al año víctimas de la caza furtiva, pero la principal amenaza son las plantaciones de aceite de palma; millones de hectáreas de bosque tropical están siendo destruidas para habilitar parcelas de tierra. El aceite de palma se obtiene de la palmera aceitera; esta “grasa vegetal” sirve para todo tipo de cosas, tales como aceite para alimentación, comidas congeladas, margarinas, bollería, helados, biocombustibles, limpieza del hogar, productos de higiene personal, cosméticos, productos para el cuidado del cabello, entre otros.

Este aceite genera un gran problema ya que acelera la pérdida del orangután y de muchas otras especies asociadas a este ecosistema y además, los daños son desconocidos por muchas personas. Este primate depende de los bosques tropicales de Borneo y Sumatra para sobrevivir, ya que es totalmente arborícola. Se aniquilan a grupos enteros de orangutanes para capturar a las crías, se provocan incendios para posteriormente plantar las palmas que producen dicho aceite, o se asesinan simplemente para evitar molestias y sus crías son vendidas por cazadores furtivos en zoológicos, parques turísticos o como animales de compañía.

La explotación forestal provoca la fragmentación de su hábitat. La tala de árboles acarrea un importante problema de orden alimenticio puesto que, a menudo, dichos árboles son fuente de sustento para los orangutanes. Así mismo, la disminución de la maleza incrementa la presión de la cacería y de las capturas de animales ya que aumentan las posibilidades de quedar al descubierto.

Es realmente triste encontrar un lugar tan maravilloso como Borneo y descubrir que está desapareciendo por culpa del hombre. Seamos más responsables en cuanto a los productos que consumimos y así ayudaremos a muchas especies a sobrevivir.

 

Deja tu opinión

13 Jul, 16

posts relacionados