menu

Blog

Trail Running: 5 consejos esenciales

posteado en Consejos y Trucos, Running y Trail Running por

El Trail Running se ha convertido en una de las disciplinas más codiciadas por aquellos runners que buscan una combinación entre ejercicio y escapar del mundo un tiempo, que va desde los minutos a días enteros para mezclarse con los paisajes.  Algunos de los deportistas más reputados del mundo han conseguido elevar el Trail running en los últimos años como algo completamente único en el mundo de los deportes.
Algunos dicen que esta es una actividad asombrosamente adictiva al sentirse uno aventurero, explorador y sobretodo libre de explotar sus capacidades a las fronteras que desee. Esto incluye la capacidad para improvisar nuevas rutas  y mejorar la técnica.
Además, no son pocos los que aseguran que, tras verse en situaciones de cansancio extremo, tras un día entero en contacto con la naturaleza y tocando los límites físicos y mentales, se vuelve a casa siendo mejor persona. Es por eso que animamos a los nuevos runners de  trailrunning con 5 consejos a tener en cuenta para iniciarse en este apasionante y poderoso mundo de resistencia, coraje y mucha humildad.

 

Trail running al atardecer

 

1. Entender qué es el Trail Running

En primer lugar, cabe dejar claro que para la mayoría de trail runners, la principal motivación de la carrera es el contacto con la naturaleza, el crear una simbiosis entre uno y el entorno. No obstante, es vital saber a qué nos estamos exponiendo. No tiene nada que ver el running por asfalto con el de montaña, ya que el terreno es más irregular.
Recomendamos una prueba de esfuerzo previa en terrenos que no requieran mucha técnica, pero que nos dejen claras nuestras limitaciones. De esta manera no nos propondremos retos desmedidos que supongan una fatiga extrema o lesiones que nos impidan disfrutar del recorrido.
Una vez aclarada la mente, hay que resaltar la importancia del calentamiento para tonificar las articulaciones y garantizar una óptima forma física y evitar lesiones. Éste durará unos 15 minutos y constará de estiramientos dinámicos y movimientos articulares exagerando el movimiento que realizaremos iniciada la marcha. Puede complementarse aplicando cremas deportivas y baños fríos en las piernas para relajar músculos, complementos vitamínicos, etc. Adicionalmente, puede realizarse un trote leve de entre 10 y 20 minutos según la intensidad de la carrera que hayas planeado conociendo tu cuerpo y tu determinación.

 

2. Terreno

La montaña constituye un terreno cuya climatología cambia caprichosamente. Es un ente vivo, que respira y palpita, y frente a ello, poco podemos hacer sino contemplar y prevenirnos. Es necesario tener acceso a la previsión del clima y a tu localización GPS antes y durante el trailrunning.
En las bajadas hay que tener en cuenta que hay que asegurar cada paso con decisión, ya que lo contrario puede costar una mala postura y un esguince. Esto requiere sangre fría y auto-confianza, pero no demasiada, ya que el exceso suele suponer despistes por falta de concentración, sea como caídas o desorientación cuando menos te lo esperas.
No debemos olvidar que, ante todo, estamos aquí para disfrutar del entorno y paso a paso, entrar en simbiosis con la naturaleza, correr más por emociones y sensaciones que no por tiempo. No hay que tener miedo, pero sí que hay que guardar mucho respeto a tales fuerzas!

 

Trail Running en el bosque

 

3. Ritmo

Una vez estudiado y analizado el itinerario, la intensidad puede ser medida según conozcas tu estado físico. Si eres runner de asfalto, es importante que sepas que será muy difícil que seas capaz de mantener un ritmo constante en la montaña, pasarás a ser correr más lentamente y menos constante. El terreno es irregular, los desniveles mucho más frecuentes y pronunciados. Aconsejamos no ser impaciente, no salir galopando la primera milla, empezar a trotar suavemente y adelantar ligeramente el tronco hacia adelante. Te acostumbrarás al terreno tras cada zancada que des.
Por otro lado, mencionar que, a diferencia del road running, el trailrunning necesita mayor circulación de combustible, lo que incluye frutos secos, chocolate, frutas (sobretodo plátanos, naranjas y membrillo) las clásicas barritas energéticas e incluso chucherías dulces.

 

4. Equipo

La prioridad en este sentido es mantener la temperatura corporal y prevenir lesiones y fatiga de más. Hoy día, un smartwatch que mida las calorías, altímetro y localizador GPS es fácil de encontrar, pero ciñéndonos a lo que siempre ha funcionado, recomendamos el siguiente equipo.
Mochila o riñonera bien pegada al cuerpo que contenga un cortavientos, comida, agua, teléfono móvil, frontal, botiquín con ibuprofeno para el dolor y remedios para alergias e inhaladores así como una manta térmica para emergencias. La mochila cuenta entre los elementos más importantes a la hora de practicar este deporte y vale la pena dedicarle criterio.
En cuanto a la vestimenta, imperan las mallas y calcetines de trailrunning, más gruesas y que resisten mejor arañazos y golpes además de evacuar mejor el sudor en un terreno en el que mantenerse seco es imperativo. El color negro nos asegura una mayor absorción de luz y calor, con lo que pasaremos menos frío y el sudor ayudará a reducir volumen, pero en caso de ir a zonas poco accesibles y transitadas, es mejor usar colores visibles como neon o flúor.
A pesar de todo, lo más importante para el mejor rendimiento son las zapatillas. Las zapatillas para trail running son esenciales y no tienen nada que ver con las zapatillas de asfalto. Las zapatillas de trail running tienen mucho más agarre al terreno montañoso, más resistencia, más duraderas y, además de ceñirse al pie con fuerza, deben transpirar correctamente.
Un pañuelo tubular se puede poner en la muñeca para secar sudor en caso de calor y en el peor de los casos, como torniquete!

 

Equipo de Trail Running

 

5. Compañía

Finalmente, algo que parece prescindible pero que puede salvarte en cualquier situación. Si conoces la ruta y la has hecho anteriormente, puedes ir solo; si no es el caso, siempre se recomienda ir con alguien. No sólo por el hecho de descubrir algo juntos, sino porque siempre tendrás un punto de apoyo cuando las fuerzas te fallen, cuando tengas un accidente o simplemente cuando quieras hablar de algo lejos de la civilización.

 

Para acabar, recordaros que, como todo deporte, lo mejor es la superación de uno mismo y en este caso, crear una relación cara a cara con la naturaleza envidiable. No hay que caer en el juego Road Runner VS Trail Runner, cada deporte tiene sus virtudes y lo sabio no es definir lo mejor para todos, sino lo mejor para ti. Disfruta del milagro que es el entorno natural, de la majestuosidad de las montañas y contempla los grandes paisajes a los que has podido acceder después de horas sudando. Verás como si te fijas, te devuelven la mirada.

Deja tu opinión

26 Sep, 16

posts relacionados